THE BIG PICTURE

Se llama Sofía y le ha sido otorgada la ciudadanía de Arabia Saudita. También espera vivir en NEOM, “la ciudad”. Lo anterior parece la narración de un cuento futurista titulado “El día en que los Robots despertaron”, pero en realidad, se trata del proyecto de inversión tecnológica más ambicioso planteado hasta ahora, que forma parte del Plan “Saudi Arabia’s Vision 2030” y encomendado en su implementación al Consejo de Asuntos Económicos y Desarrollo Saudí.

Este proyecto fue presentado en Arabia Saudita el 25 de octubre pasado en el contexto de la reunión de la Future Investment Iniciative 2017. El opening de FII se acompañó con el lema: “Come with us, the future is happening” y parece ser así. De modo que la técnica extraordinariamente disruptiva escogida para presentar a Sofia, el robot más avanzado del mundo, bajo la forma de una mujer, anuncia el profundo cambio que opera entre el Mar Rojo y el borde del desierto cercano a Tabuk.

La idea abarca un complejo entramado de temas confluyentes en un proyecto de inversión y desarrollo de $500.000 millones de USD, a través de las más modernas tecnologías. Dicho proyecto busca la conversión de una de la economía petrolera más importante del mundo, a una economía tecnológica. Ello tiene especial importancia, considerando la desaceleración que el precio del petróleo ha venido experimentando desde 2011. De lograr éxito en este proyecto, probablemente, será caso de estudio. Ello, tanto por su vocación tecnológica, ya que la capacidad de la tecnología sera puesta a prueba como instrumento fundamental de cambio y desarrollo, y también por representar un modelo de transformación a una economía post petrolera. Nada despreciable para la primera potencia económica de Oriente próximo que representa cerca del 22% de las reservas de petróleo probadas del mundo y el país árabe más rico de la zona.

Arabia Saudita, que se ha caracterizado por promover la inversión extranjera directa, esta vez, ubica su centro de inversiones en Tabuk, una ciudad en medio de Arabia Saudita, y cercana a Jordania y Egipto. De modo que Sofia y Neom son los iconos del cambio a la hiper-modernidad con los que este país se proyecta al 2030.

El proyecto involucra desafíos de diversa índole pues para su adecuado cumplimiento, deberá ir acompañado de la apertura necesaria para dar sustancia y espacio a nivel de desarrollo tecnológico que aspira y ello implica, entre otros, un estado de derecho moderno y competitivo, y también una buena dosis de diversidad y tolerancia.

La ciudad

Neom, ha sido proyectada como una ciudad de negocios tecnológicos, con vocación de zona económica, por lo que involucra mucho más que una ciudad inteligente. Más parecida a un Laboratorio Tecnológico en las dimensiones de una ciudad de ciencia y tecnología. Proyecta ser el sitio para concebir, diseñar y poner en práctica las nuevas tecnologías y marcar el ritmo del nuevo orden mundial, en un laboratorio-ciudad que incluye: Robótica, biotecnología, transporte, agua y energías limpias, entre otros.  Este proyecto, provendrá principalmente del Fondo Estatal Saudí (PIF), que se nutre de los grandes ingresos petroleros del país, además de llamar a inversionistas extranjeros que aporten entre otras, tecnología y know how. Entre ellos, entre ellos Arconic ya ha suscrito convenios conneste pais y también SoftBank Group Corporation’s, Vision Fund y PIF han suscrito ya un acuerdo inicial para adquirir una participación en la empresa Saudi Electricity Company que proporcionará la energía requerida por Neom.

Este desafiante proyecto espera tener un marco regulatorio especial para la promoción de inversiones tecnológicas, cuya primera fase se aspira contribuya a los ingresos de Arabia Saudita en 100.000 millones de USD para el 2025.

Interesante, en este punto, la sincronización de este proyecto, con la Universidad de Ciencia y Tecnología King Abdullah (KAUST), cuyos objetivos son la investigación para buscar soluciones a desafíos relacionados con el agua, la energía, la alimentación y el medio ambiente, logrando ser reconocida como un centro de innovación dentro del Medio Oriente, y además agrupar empresas de la talla de Boeing, SABIC, Nalco, Saudi Electricity Company and Dow.

El Desafío

El desafío mas importante para el programa Vision 2030, es la diversificación de la economía, dejando atras la fuente petrolera como opción fundamental. Otro desafío importante es la incorporación de un marco regulatorio, orientado a estimular las inversiones en diversos renglones de las áreas de tecnología involucradas e infraestructura tecnológica, que deberá incorporar el adecuado incentivo a la diversidas industrias que abarca, todo, bajo una visión de estado moderno de diversidad, tolerancia, seguridad de inversiones y dentro del contexto internacional, teniendo en mente, el complejo contexto del medio oriente. Adicionalmente a ello, la modernización social constituye un desafío que va mas alla solo de un cambio legal pues debera procurar necesariamente de un contexto de armonia y paz domestica pero también regional (ya de por si un importante desafio). Todo esto ademas, con miras a que este proyecto y  implique la concreción de desarrollo tanto económico, como humano en una población como la que cuenta ese pais, la cual es en su mayoria considerablemente joven.

Finalmente, un desafío adicional, será la trasparencia y la lucha contra la corrupción e implementación de políticas en esta materia. Para ello, el Principe Mohammad bin Salmán Abdulaziz, ha sorprendido este año respecto a este aspecto, tomando medidas drásticas, que se denominaron Fase UNO de las políticas anticorrupción y que se espera continuaran en proceso.

Lo que está por venir

Finalmente, es en este contexto como Sofía, la robot propiedad de la empresa Japonesa, Hanson Robotics, fue presentada por el Ministro de Cultura Saudita. Pero, ella podría presentarse en términos más técnicos: como un compendio tecnológico, en el cual, concurren entre otras, la patente de invención No. US7113848 B2 de David Hanson, mejor denominada bajo el título “HER” o “Human Emulation Robot system”.

Entre los elementos más significanticos de la tecnología que concurren en “HER” se encuentran su sistema de piel artificial flexible, y una incipiente capacidad empática con el entorno reconociendo al menos la presencia de un ser humano y  capacidad para emular la interacción con este, dando la ilusión de una interacción como si de un intercambio entre humanos se tratara. Un verdadero avance en términos de la comprensión de las habilidades cognitivas humanas, así como de la capacidad para emular y reproducirlas artificialmente. Ello, además de contar con más de 60 opciones que replican las expresiones faciales del ser humano. En razón de estas innovaciones tan particularidades es que algunos, han sostenido que, en vez de una invención, Sofía, parece más bien, una obra de arte, que de hecho merece mencion aparte.

De manera que, a modo de bienvenida, “HER”, la robot, se presenta como una clara señal del desarrollo tecnológico que está por venir, siendo en misma, una evidencia de ello, además de invitar a presenciar la genuina voluntad de un país por enfrentar el desafío de transformar una economía petrolera a una economía tecnológica productiva y de avanzada. Todo un reto que va más allá de la primera impresión …

Gabriela B Nunez ©                 Especialista en Propiedad Intelectual Msc en Derecho y Bioetica

#Investmentproject #TechProject #Tech #Patents #Robot #Sofia #NEOM #SaudiArabia #Tech #FII #FutureInvestmentIniciative #Vision2030

 

Anuncios

CREATIVIDAD ARTIFICIAL: A quien pertenecen los Derechos Intelectuales en la 4a Revolución Tecnológica

Muchos debieron sorprenderse, el septiembre pasado, durante el concierto del tenor Andrea Bocceli junto a la Orquesta Filarmónica de Lucca en el Teatro Verdi en Pisa, en el marco del Festival Internacional de Robótica. La novedad, no fue en esta ocasión la habilidad artística del tenor o la orquesta, sino la cualidad artística de su director: un androide llamado YUMI, quien acaparó toda la atención en su desempeño.
Este es un ejemplo significativo, pero no el único y enumerar la lista de casos similares, podría ser realmente extensa (entre ellos, ASIMO de Honda, Emily Howell de David Cope, Aaron de Harol Cohen).
Este evento, a la vez tecnológico, y artístico, coincidencialmente, tuvo lugar en Italia el país que es referencia histórica obligada del canto lirico, que se caracteriza por explorar las emociones más profundas del ser humano. No es de extrañar, entonces, que las empresas robóticas y de Inteligencia Artificial (IA), para lograr su objetivo, se acerquen al mundo del arte. De modo que emoción y robótica se encontraron frente a frente, ante la mirada de aficionados y especialistas avocados a la investigación, desarrollo y aplicación de sistemas robóticos.

La creatividad es una actividad que ha llevado al desarrollo del hombre en el ámbito individual, económico y social, al punto de modernidad que conocemos hoy. El paradigma de la creatividad como hecho inherente condición humana, y sujeto de protección, no parecía ser cuestionado hasta hace poco. Los sistemas legales establecen de manera consistente en que la propiedad y autoría se atribuye a personas naturales o jurídicas. Por lo tanto, no parecía posible concebir la creatividad, como resultado de una actividad “artificial”. Tradicionalmente, ha sido considerado un espacio producto de la actividad y esfuerzo humano (Locke), y que, por su importancia individual, empresarial, económica y social, ha generado un sistema de derechos en diferentes niveles dentro del contexto del derecho nacional e internacional.
La creatividad, es un acto complejo que representan el más alto nivel de pensamiento. Por ello, la ley establece en materia de derechos de autor, que si creas, estas protegido de manera automática por la condición implícita de originalidad. La realidad, nos propone, hoy día, que la inteligencia artificial (IA) y la robótica son susceptibles de generar obras creativas. ¿Cuál es el desafío que ofrece este hecho tecnológico? ¿Qué implicaciones conlleva?
Esta es parte de la bienvenida que nos da la 4ª revolución industrial. Una faceta que va la esencial de la conducta humana y a los derechos que derivan de él. Osborne & Frey (2013) ya habían anticipado, que muchos trabajos serían ocupados por la IA y la robótica, pero la observación se concentró principalmente en actividades rutinarias, o automatizables, no en actividades creativas o innovadoras. Esto implicaría que la industria del arte, entretenimiento y otras áreas relacionadas, pudieran verse afectadas frente al impacto de la tecnología.

Es allí, donde se encuentra el mayor desafio: el increíble avance de la tecnología robótica y la inteligencia artificial nos dicen que la creatividad se ha extendiendo al campo de lo artificial, y aun no se ha cuantificado suficientemente, el cambio que esto representa. Ahora los robots despliegan capacidad de dirigir orquestas, componen música, poemas, artículos periodísticos, desarrollan programas de software y sistemas de gerencia, desafiando los espacios naturales del ser humano. Esto, genera un impacto tal, en las industrias creativas, que impone la necesidad de pensar y reflexionar sobre este tema para ser atendido en los próximos tiempos.

Algunas preguntas que son materia para reflexionar:
1. ¿Son tales actos creativos u originales? ¿Son susceptibles de protección? deben quedar en el dominio público? Como se insertan dentro del concepto legal de derechos de autor? Se equipara el concepto de originalidad humana la “originalidad” o creatividad artificial?
2. De valorar como creativos u originales los actos no humanos: ¿deberían los actos de la IA y la robótica encontrar espacio en la protección tradicional de los derechos de autor?, ¿Cómo se concebirían los derechos morales y patrimoniales de una “creación artificial”? ¿Deberá considerarse un sistema legal sui generis que comprenda especialmente protección para la “creatividad artificial”?
3. De establecer una protección especial para la “creatividad artificial”: quien sería el titular de los derechos?, es posible que un robot sea titular de su propia obra? ¿quién recibirá los beneficios económicos?, como equilibrar la interacción y generación de derechos en casos donde la obra es creada por el hombre en colaboración con la IA, o generada por la AI pero seleccionada por el acto humano?, o generada y seleccionada enteramente por un robot o por la AI? ¿cómo se definirán los supuestos de plagio?
4. ¿Cual será el impacto del intercambio comercial internacional de bienes digitales o producto de las nuevas tecnologías en su flujo de países desarrollados a países en desarrollo? Estos cambios y desafíos afectaran a los creadores (persona humana y jurídica) de las industrias creativas y de entretenimiento? Como afecta la ausencia de protección a las nuevas tecnologías?

Estas nuevas “obras creativas artificiales” ya se encuentran entre nosotros, son incluso, social y económicamente apreciadas, de modo que estas tensiones, se presentarán cada vez con más frecuencia. Este nuevo hecho abre una compuerta a conceptos por definir, derechos por evaluar y trabajo por hacer, en temas que guiarán el derecho y las relaciones en sociedad los próximos años y que deberá ser abordado tanto en las legislaciones nacionales, y más importante aún, en el contexto del derecho internacional.

Algunos puntos de partida

Como ya se expresado, tradicionalmente, las legislaciones han establecido protección exclusiva de copyright para el resultado de la actividad humana. Sin embargo, ya se han presentado situaciones que debieron ser decididas por tribunales donde la evaluación se centró en decidir si un acto no humano podía ser o no creativo y en consecuencia, sujeto a protección de derechos de autor. De igual manera, legislaciones como la británica comienza a abrir paso al reconocimiento de personas electrónicas que puedan asumir derechos y deberes.

Ambito judicial: Caso Naruto vs. Slater (USA): creatividad no humana

La decisión judicial del caso g d comúnmente conocido como el “caso del selfie de la primate Naruto”, (caso No. 15-cv-04324-WHO (N.D. Cal. Jan. 28, 2016)), ofrece la tesis tradicional: un tribunal de los Estados Unidos, negó categóricamente conceder derechos de autor, a obras creativas provenientes de “no humanos”, por considerar, entre otros, que el concepto de autoría esta indefectiblemente vinculado al acto humano, y considerar que no corresponde a una decisión judicial, sino al Congreso y al Presidente, dar el paso extraordinario de otorgar derechos a entidades no humanas no previstas expresamente en la ley de Derechos de Autor.

La decisión fue apelada, y en septiembre de este año, las partes llegaron a un arreglo para reconocer beneficios económicos de un 25% a favor de la primate Naruto, sobre cualquier ingreso futuro que genere la discutida fotografía.

Este acuerdo, abre una brecha, de la mano de la propia voluntad de las partes, para que, de modo indirecto se reconozcan beneficios patrimoniales al producto creativo de una fotografía de un acto no humano. La declaración conjunta de las partes, así lo confirma cuando sostienen que “se trata de un caso de vanguardia que se orienta a la extensión de derechos a no humanos”.

Ello permite anticipar, que se presentarán cada vez más situaciones, donde el resultado creativo con reducida, poca o ninguna intervención humana, deba ser sometido a la consideración de las normas, por las implicaciones económicas y el impacto social que de ella se derivan.

Ámbito normativo: Persona electronica (Reino Unido)

La legislación de Derechos de Autor del Reino Unido, (sección 9(3) CDPA), ya incluye el supuesto de obras artísticas (en general) generadas por computadora, definiendo al autor, como la persona que realiza los actos necesarios para la creación de la obra. Una interpretación amplia de esta disposición pudiera llevar a entender que un “no humano” sea quien realice los actos para la creación de una obra. Esto adquiere mayor relevancia, cuando se observa que en enero del presente año, Adicionalmente, el comité de asuntos legales del Parlamento Europeo, dio el primer paso para la promulgación de normas sobre robots, a fin de que estos obtengan un estatus legal específico como “persona electrónicas” y puedan ser considerados “responsables de actos u omisiones”. Si bien, el tema está siendo objeto de un amplio debate, es también cierto que esta propuesta, comto con alto respaldo para su presentación. Así, más allá del tema de la responsabilidad atribuible a los robots, en casos por ejemplo, en el supuesto de los carros autónomos, esta discusión, pudiera también anticipar, un espacio de discusión para otorgar derechos sobre los actos de creación artificial, ya sean autónomos o parcialmente autónomos.
Para concluir, puede verse como las posiciones respecto a los de derechos sobre actos de creación (acto original), están siendo revisados. Desde la valoración de un acto no humano (animal), al acto autónomo de creación robótica o mediante la inteligencia artificial, están cambiando la forma en que se conciben derechos intelectuales.

Para dar respuesta a estos desafíos, se requiere de un cambio de pensamiento, y ello, en términos de la pertinencia del pensamiento complejo (E. Morin) como integrador para la búsqueda de respuestas comprehensivas de las diversas realidades, así como eficientes, y coherentes. También es indispensable, tomar el tiempo necesario para dar espacio a los valores (T. Friedman) y entendiendo que el ejercicio de las actividades productivas devienen en mayor nivel de las libertades humanas y en consecuencia en mayor desarrollo. (Amartya Sen). El camino apenas comienza…..

Gabriela Núñez ©
Especialista en Propiedad Intelectual

 

Día de la Eliminación de la violencia contra la Mujer


La oscuridad se desvanece, la luna permanece en el horizonte.. Yosa Buson

25 de Noviembre

Recientemente  un maestro  me hizo conscientizar lo matrisocial de la sociedad latinoamericana, o lo que es lo mismo esa forma de sociedad que gira en torno a la figura materna de arriba abajo y de abajo arriba y eso es comun de Mexico a Tierra del Fuego. Una sociedad como suerte de “amazonas” o clanes de hijas, madres, tias y abuelas. Latinoamerica no es una sociedad patriarcal. En muchos casos el padre no está, es un proveedor distante, o en definitiva no está  involucrado con núcleo forjador de los hijos. A pesar de esto, la violencia contra la mujer continua siendo un reto a superar en las sociedades modernas latinoamericanas. Es un tema de #respeto, de #igualdad pero tambien de #saludpublica y #educación individual y social. No sólo se trata del maltrato a la mujer y la niña en las tribus más alejadas en el mundo, que son muchas (y donde la sociedad patriarcal tiene sus propios retos y problemas que afrontar). Segun #ONU 1 de cada 3 mujeres sufren en el mundo algun tipo de violencia. El reto de eliminar la violencia contra la #mujer es un reto que se traslada a la sociedad mas moderna , incluso a la mas cosmopolita. Las  prácticas también adquieren formas modernas dependiendo del lugar y tiempo y quien diria que no cuando vemos que hoy dia formas variadas formas de acoso y agresión que va desde la físico hasta el medio digital? El paso adelante debe ir mas alla de la ley y debe orientarse a la #conscientizacion y la #educación. Por una #sociedadlibredeviolencia #contralaviolenciadegenero #respeto

Estado de derecho o estado de anomia

Venezuela se ha convertido un país donde las elecciones son una opción discrecional de los que ejercen los cargos públicos y una concesión en vez de un derecho ciudadano. Los aspectos burocráticos y detalles procedimentales han subido de categoría erigiendose como instrumentos para crear obstáculos al ejercicio de los derechos ciudadanos en lo que debería ser un ambiente democratico real y concreto.

Venezuela presencia uno de los retos
más importantes de su historia democrática, para reconocerse y ser reconocido como estado democratico, frente a los conflictos de poderes que se han presentado que no solo se circunscribe a la interaccion del poder legislativo y el judicial, sino a toda interacción entre los poderes ejecutivo legislativo, juducial, electoral y ciudadano. Esta situación no solo expone un conflicto de poderes sino una situación de mayor envergadura: no se aplica la constitución, y en realidad, el pacto de convivencia social se ha roto y por ende existe un estado de anomia. La anomia no es más que la desorganización social como consecuencia de la falta o la incongruencia de las normas sociales, que surge cuando las reglas sociales se han degradado o directamente se han eliminado y ya no son respetadas por los integrantes de una comunidad, llegando al punto de la ingobernabilidad. Curioso es que en este caso, el estado de anomia proviene de los poderes constituidos y por tanto, queda en manos de los ciudadanos accionar los mecanismos de revierta la situación al punto de retomar el camino de la ley y el respeto al pacto social de convivencia.

La anomia se hace evidente cuando la desigualdad, la anarquía, la exclusión y igualdad de oportunidades en la sociedad deja de estar presente de manera sostenida y generalizada.

La anomia supone el rompimiento de los pactos de convivencia pacífica lo cual exige el establecimiento de nuevas reglas de juego o un nuevo compromiso para el cumplimiento de las reglas de juego que existían antes. Esto supone el apoyo y compromiso de todos los factores de la sociedad para lograr retomar el hilo democratico, de manera inclusiva, con respeto por derechos ciudadanos y estando por encima de las diferencias políticas o sus parcialidades.

El silencio, la omisión y la complicidad ante los actos anomicos y de violencia no pueden ser parte de las nuevas reglas. El reto de Venezuela es grande pero la aspiración de vivir en una sociedad de derecho, inclusiva, de desarrollo y donde la participación sea real, efectiva y sin miedo, es esencial.